Pages

NAVIDAD en Etiopía

Etiopía es uno de los países más antiguos del África, se rige por el antiguo calendario juliano, por el cual celebran la NAVIDAD, LIDET o GANNA, el día 7 de enero, el nombre de Ganna proviene de un juego parecido al jockey, que tradicionalmente los jóvenes juegan ese día.

El día anterior al Ganna, las familias hacen ayuno todo el día, a la mañana siguiente todos se visten de blanco para asistir a la iglesia a una misa a las 4 de la mañana.

Las Iglesias están diseñadas con tres círculos concéntricos. Los hombres con los niños se sitúan en un lugar y las mujeres con las niñas en otro diferente. El coro se sitúa en el círculo exterior, y el Sacerdote en el círculo central.

Al entrar, se les da una vela, con ella encendida caminan alrededor de la iglesia tres veces y disfrutan de pie toda la misa que puede durar hasta tres horas. En algunos casos la marcha alrededor del altar o enfrente del mismo se puede convertir en una sobria danza llena de ritmo y solemnidad, entre palmas acompasadas y nubes de incienso.

Los cantores y sacerdotes llevan unos bastones terminados en una T que les sirve para apoyarse durante las largas horas de oración y llevan en la otra mano un sistro, una especie de sonajero que sirve para llevar el ritmo, en la recitación de los salmos.

La ceremonia termina con la comunión, marcada simbólicamente por el sacerdote, situado en el círculo central, que durante todo el tiempo de la distribución del pan consagrado permanece cubierto por un paraguas dorado, símbolo de la presencia real de Dios.

De madrugada, las familias vuelven a sus casas, donde preparan platos típicos etíopes a base de cordero o de pollo picante, a menudo criado o matado en casa, acompañados de vegetales y huevos; todo ello se coloca sobre la injera, una torta fina y esponjosa que hace las veces de pan. En estos días, todos tienen algo que comer, porque a los que no tienen la iglesia les ayuda.

No está generalizada la costumbre de intercambiar regalos, el Ganna es una fiesta fundamentalmente religiosa.

En las liturgias de muchas iglesias católicas y protestantes, no faltan algunos villancicos.

La Fiesta de la EPIFANÍA, TIMKET o TIMKAT, la celebran los cristianos doce días después del Ganna, el día 19 de enero. Es la fiesta más importante del país, dura tres días y se conmemora el bautismo de Jesús por San Juan Bautista. Los festejos comienzan en la noche de epifanía, la mañana siguiente se conmemora el bautismo de Cristo en el río Jordán y, a pesar de que el país ha venido sufriendo sequías desde octubre, el día de epifanía el sol brilla y el clima es perfecto.

En la víspera del Timket, los ketera o sacerdotes, los debteras o diáconos y la congregación entera quitan el Tabot, que simboliza el Arca de la Alianza, de cada una de las 20.000 iglesias que hay en el país, y lo llevan a un estanque, lago o río, para bendecirlo para el día siguiente. Los keteras utilizan esplendidos trajes ceremoniales de terciopelo y satén, blancos y rojos; lucen sus paraguas decorados. Los niños van en procesión a la iglesia con los colores de los grupos a los que pertenecen.

Mientras que avanzan en procesión tocan las sistras, unas campanas ceremoniales y lanzan al aire incienso. Para finalizar el sacerdote de más rango sumerge una cruz de oro y apaga una vela consagrada en el agua. Después el sacerdote toma el agua y la lanza hacia los fieles simulando el bautismo de Cristo. La música se ejecuta con instrumentos tradicionales: Krar o lira etíope de cinco cuerdas y Masenqo, violín de una sola cuerda.

El AÑO NUEVO etíope se celebra el día 11 de septiembre, en el caso de los años bisiestos, la fiesta es el día 13 (el 13 de septiembre de 2007 fue el primer día del nuevo milenio). Los etíopes coptos celebran el FIN DE AÑO, ENKUTATASH "regalo de joyas", con base en una antigua leyenda, donde la reina de Saba regresaba de visitar al Rey Salomón, en Jerusalén. Este regreso fue celebrado por ministros y generales con gran alborozo, llenando de joyas las arcas reales. Esta celebración coincide con la Fiesta de Primavera y el fin de la época de lluvias; se celebra con cantos y bailes en todos los pueblos. Además de esto, se intercambian saludos y buenos deseos para el año que se inicia y tradicionales ramos de flores.

La Fiesta de la CRUZ, MESKAL, es una de las festividades más importantes de Etiopia, se celebra el día 27 de septiembre. Conmemora el Descubrimiento de la Cruz Verdadera (Meskal) en la que Jesús fue crucificado, se ha venido celebrado desde hace más de 1600 años.

Se cuenta que a la Emperatriz Helena, madre de Constantino el Grande, se le reveló en sueños que el humo de una hoguera le indicaría el camino hacia donde estaba enterrada la Cruz verdadera. Helena mandó hacer una gran hoguera, el humo, tras ascender al cielo, descendió al lugar exacto donde se encontraba la Cruz.

En honor a esta tradición, tiene lugar una procesión llamada Demera. La víspera la gente ata largas ramas a las que colocan margaritas amarillas, conocidas como flores mescal y rematadas con una cruz. A la noche se juntan estos atados frente a las puertas y se encienden.

Durante el acto, los sacerdotes cantan y rezan alrededor de la Demera, ataviados con trajes ceremoniales, grandes sombrillas con brocados, coronas, tiaras o diademas labradas en oro, sistros, mekuanias (bastones) y keberos (tambores) y sobre todo Cruces de madera, bronce, oro o plata.

Finalizada la ceremonia, las cenizas de la hoguera son empleadas para hacer la señal de la Cruz en la frente de los fieles.

En la actualidad la gente celebra esta fiesta con hogueras, música, bailes, banquetes, fuegos artificiales y salvas de pólvora, entre otros alegres rituales.

Lo más visto