Pages

Yitchala es una expresión en amhárico, que viene a decir: “Sí se puede”.



En 2015 las lluvias Belg, que se dan entre febrero y mayo, se presentaron muy tarde, fueron irregulares y escasas, lo que ha supuesto la  pérdida total de la cosecha en muchas zonas del país. Este periodo de lluvias es fundamental tanto para los cultivos de ciclo corto (3 meses),  como para los de ciclo largo (6 meses).

La estación de lluvias Meher, que va de junio a septiembre y es la época de las grandes lluvias, este año empezó muy tarde y las lluvias fueron muy irregulares, por lo que las cosechas han sido muy pobres y el hambre, que amenaza a gran parte de la población, es ya una realidad en el país.

En Etiopía los cultivos plantados en junio se recolectan en el último trimestre del año y la producción suele durar hasta febrero. Con ello, mayo y junio se convierten en meses críticos para la alimentación. El problema se agrava, si como ha sucedido este año, no se puede obtener una cosecha suficiente con las pequeñas lluvias. 

La falta de lluvia afecta a los pastos, a los pozos, al ganado y conlleva el encarecimiento en los precios de los cereales y las legumbres. Este problema se acentúa en las familias más pobres que tienen poco o ningún terreno para cultivar. 

En el último informe realizado se estima que este año habrá en Etiopía 10,2 millones de afectados por la escasez de alimentos.

¡Nosotros podemos hacer algo por ellos!. Infórmate y colabora en el Proyecto Aulas de Vacaciones de nuestra Asociación (crear-sonrisas@hotmail.com). 


Lo más visto